Carmiña Gallo

 

Carmiña Gallo grabó seis discos de larga duración, que actualmente se encuentran en formato CD: “Carmiña Canta a Colombia” volumen I II y III, “Carmiña en concierto”, “Carmiña canta a Latinoamérica” en asocio de la Orquesta Filarmónica de Bogotá y el disco “Nostalgia y Fantasía: canciones de cámara de América Latina”, este último con el acompañamiento al piano del maestro Jaime León y realizado por la OEA.  El primer disco de la serie “Carmiña canta a Colombia”, fue galardonado con  el premio Ondas Internacional de la OTI.

 

Su labor didáctica, su sapiencia musical y sus iniciativas, se reflejan en más de 35  años de profesorado de canto en el Conservatorio de la Universidad Nacional de Colombia, así como en asocio con la Orquesta Filarmónica de Bogotá y en los frutos que hoy son los importantes cantantes nacionales e internacionales de aquellos que fueron sus alumnos.

 

 

 

A lo largo de su carrera recibió importantes distinciones tales como la Placa de Oro del periódico El Tiempo, el Trofeo  de la mejor interpretación en el Festival de Ópera de Medellín, la distinción al Mérito Cultural de la Alcaldía de Bogotá, la ciudadanía honoraria de Guayaquil y Ciudad de Guatemala. Fue jurado de uno de los más prestigiosos concursos de canto del mundo, el de Sofía; invitada por la Unesco para actuar como solista en la clausura del año Europeo de la música; representó el arte lírico latinoamericano en los festivales de Polonia en el verano de 1985. Recibió la Orden Simón Bolívar, máxima condecoración con la que el gobierno Colombiano señala los altos exponentes del arte, la ciencia y la cultura.

 

Además de haberse destacado como una gran cantante de música culta, incorporó a su repertorio e interpretó con propiedad, altura y distinción la música tradicional colombiana, de la cual realizó más de 70 conciertos en el exterior y 400 Colombia, rompiendo un tabú que estigmatizaba a quien, proveniente de la música culta, se atreviese a cantar bambucos, pasillos, cumbias y porros.

 

En 1983 fue designada por el Gobierno Colombiano como Embajadora para  Asuntos Culturales, cargo Ad honorem a través del cual,  desarrolló una extraordinaria labor de divulgación de nuestro país.

 

En 1995 fundó junto de su esposo, el doctor Alberto Upegui Acevedo, la Compañía musical “Clásicas del Amor” en donde formó a más de 200 cantantes y que es en la actualidad la compañía musical más estable e importante de América Latina.

 

Amante de la música coral y convencida de la importancia de la formación y la disciplina que ésta imparte a los cantantes, a lo largo de su vida fundó y dirigió la Asociación Coral Giuseppe Verdi, la Coral Avirama, la coral Armonía, el Coro Santafé y el Coro Filarmónico de Bogotá, obteniendo con éste ultimo en el año de 1995 el segundo lugar en el concurso mundial de coros “Orlando di Lasso” en Roma, Italia.

 

Toda esta inmensa trayectoria artística sumada a su calidez humana, su alegría, su constante deseo y disposición para ayudar al artista o al alumno; su optimismo y actitud positiva ante le vida y su incesante actitud creadora, respaldan su enorme prestigio nacional e internacional y justifican el cariño y la admiración que se le profesa en todo el continente y en Colombia, donde se convirtió en uno de los máximos símbolos musicales de su patria, lo cual se vio reflejado en el conmovedor homenaje que a su muerte, el  21 de enero de 2004, le brindó Colombia y el mundo.

 

© 2015 by CACCG

Ud. es el visitante No.